Carcassonne Junior, un juego de estrategia

0
(0)

Carcassonne junior

Si quieres que tus hijos se aficionen a los juegos de estrategia, prueba con Carcassonne Junior de Devir. Un juego perfecto para niños a partir de 4 años que destaca por sus increíbles ilustraciones en el mapa. Un entretenimiento sencillo en el que los pequeños jugadores tienen que colocar sus fichas en los caminos del mapa antes que los demás.

Un juego inspirado en la versión de adultos que ha tenido mucho éxito y ha vendido en los últimos años miles de unidades, pero muy simplificado para que puedan jugar los niños.

Se basa en una conocida tradición francesa por la que el 14 de julio, el Día Nacional de país, se dejan sueltas a las ovejas, gallinas y vacas. Un día muy divertido en el que los  niños de Carcassonne se divierten persiguiendo e intentando atrapar a los animales antes de que anochezca.

¿Cómo se juega a Carcassonne Junior?

La primera vez que se juega, lo primero que hay que hacer en sacar todas las fichas de los cartoncitos, ya que vienen pre-cortadas. El juego consta de 32 figuras de madera en cuatro colores y 36 piezas de territorio de tamaño grande.

Lo segundo será colocar todas las fichas tipo bocabajo creando varios montones de manera que todos los pequeños jugadores puedan llegar fácilmente a algún montón. Hay que colocarlas de manera que el centro de la mesa se quede vacío para poder jugar con comodidad.

Cada jugador coge sus 8 figuras de madera del color que haya elegido. Si juegan menos de 4 jugadores, hay que devolver a la caja las que sobren. Se coge una ficha de uno de los montones y se coloca boca arriba en el centro de la mesa. Esta ficha es el principio del tablero a partir de la cual se tendrán que colocar las demás fichas.

¿Quién gana el juego?

En cada turno, el jugador al que le toca coge una ficha de un montón y la coloca en la mesa a continuación de alguna de las otras que ya estén colocadas. Con estas fichas se irán creando distintos caminos. Cada vez que al colocar una ficha se cierre un camino cada jugador colocará una figurita de madera encima de cada una de las fichas de su color que haya en el caminito cerrado.

A diferencia de la versión para adultos, aquí los pequeños jugadores no tendrán que contar puntos. Ganará la partida el jugador que sea el primero en poner sobre el tablero todas sus figuras. Si varios jugadores se quedan sin figuritas a la vez, las reglas del juego dicen que habrá varios ganadores. Y si se acaban las losetas de caminitos y aún nadie ha puesto todas sus fichas, ganará el jugador al que le queden menos fichas.

Carcassonne Junior es la mejor manera de ayudar a los niños a empezar a enamorarse de los juegos de mesa de una forma sencilla y práctica.

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar

Añadir comentario