Cluedo, un juego clásico de tablero

0
(0)
Cluedo

Cluedo

Cluedo es un juego clásico de mesa que se ha convertido en uno de los más interesantes de todos los tiempos. Pueden jugar de 3 a 6 jugadores y el objetivo es los tres asuntos principales de un asesinato: el asesino, el lugar donde tuvo lugar y el arma homicida. Cada jugador será un personaje que tendrá que moverse por la mansión y reunir pruebas para resolver el misterio.

Un juego que nació en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial por Anthony E. Pratt y la versión original se llamaba «Murder!». Cada partida dura unos 40 minutos y es un juego de Hasbro Games perfecto para toda la familia ya que los niños pueden jugar a partir de 8 años.

¿Cómo se prepara la partida de Cluedo?

El juego consta de un tablero de juego, un dado, un cuaderno de apuntes de detectives, un sobre secreto, seis fichas de sospechoso, seis armas homicidas y 21 tarjetas. Cada jugador tiene que elegir una pieza del personaje. Una persona clasificará las cartas por tipo y barajará cada montón boca abajo. Sin mirar, tomará una carta de sospechoso, una carta de arma y una carta de habitación y las meterá en el sobre secreto.

Otro de los jugadores barajará el resto de las cartas juntas y las repartirá en el sentido de las agujas del reloj a los jugadores hasta que se terminen todas las cartas. Antes de comenzar hay que colocar las armas homicidas en cada habitación al azar y no poner más de un arma en cada uno.

El siguiente paso es que un jugador coloque las fichas sospechosas en las casillas de inicio asignadas. Cada jugador toma el token sospechoso más cercano que no haya sido elegido por otro jugador y empieza el juego.

Cómo se juega a Cluedo

Siempre el personaje Señorita Amapola empezará el turno por lo que hay que asegurarse de que alguien lo haya elegido. Los turnos tienen que continuar en el sentido de las agujas del reloj alrededor de la mesa.

En el turno de cada jugador, tiene que tirar el dado y mover su pieza de juego sin importar cuántos espacios siga en las casillas amarillas. Todos los jugadores pueden entrar en una habitación siempre y cuando el número que saquen alcance el número necesario para entrar en la habitación.

También los jugadores deben tener en cuenta que sólo pueden moverse horizontal o verticalmente, nunca diagonalmente. Tampoco pueden entrar en un espacio o puerta en la que ya han entrado en el mismo turno.

Los jugadores pueden moverse a través de una puerta para entrar en una habitación, pero esto termina su movimiento. Los jugadores no pueden moverse a través de un espacio amarillo ocupado por otro jugador, pero varios jugadores pueden estar en la misma habitación.

Cuando un jugador termina sus movimientos en una habitación puede hacer una deducción para ayudar a eliminar las posibilidades sospechosas intentando adivinar el asesino, el arma homicida y la ubicación del asesinato.

El jugador de la izquierda debe refutar su deducción mostrando una carta en su mano que coincida con ella. Si ese jugador no puede hacerlo, el jugador a su izquierda también debe refutarla mostrando una carta de su mano. Esto continuará con todos los jugadores en el sentido de las agujas del reloj hasta que alguien le muestre la carta correcta o hasta que todos los jugadores hayan pasado.

Cuando alguien revela una carta, el jugador que la ha visto debe tacharla en su cuaderno de detectives como una posibilidad. Cualquier carta que el jugador tenga en su mano debe ser tachada como posibilidad. Esta será una información secreta que nadie debe ver.

Un juego entretenido y no muy complicado con el que seguro toda la familia pasará una de las tardes más divertidas.

 

 

 

 

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar

Añadir comentario