El Uno, un juego muy divertido

0
(0)

El uno juego

Los juegos de mesa además de entretener a los niños pueden tener grandes beneficios. Por ejemplo, pueden mejorar la concentración y la cooperación entre los jugadores. Incluso pueden controlar la frustración de los niños.

A partir de 7 años uno de los juegos de mesa que más éxito tiene entre los niños es el UNO. Un original y moderno juego de memoria y estrategia en el que los jugadores tienen que estar atentos a las cartas que se van cogiendo en cada turno. Además deben relacionarlas con las que tienen en la mano. Un juego en el que la concentración y la rapidez son fundamentales para lograr ser los ganadores de la partida.

Cómo se juega al uno

Una juego de mesa que cuenta con una mecánica muy sencilla y bastante dinámico. Pueden jugar hasta 10 jugadores a partir de los 7 años. Cuenta con una versión de bolsillo que se puede utilizar para jugar en el parque, en los viajes o en la playa. También se ofrece en algunas versiones digitales disponibles para móviles que pueden ser divertidas.

Para comenzar la primera ronda de la partida hay que barajar las cartas y luego repartir a cada jugador siete cartas. Las cartas restantes hay juntarlas y ponerlas boca abajo en el centro de la mesa. La primera carta se levanta y se debe poner al lado del mazo principal. Encima de esta primera carta se irán colocando los descartes.

El objetivo de cada jugador de UNO es deshacerse de todas las cartas que se “roban” inicialmente, diciendo la palabra “UNO” cuando queda la última carta en la mano. El primero que llega a 500 puntos gana. Además se pueden recibir puntos por todas las cartas que los otros jugadores todavía tienen en sus manos.

Reglas del juego

El primero jugador tiene que poner una carta de su mano en el mazo de descartes. Lo interesante es que solo se puede superponer en una carta del mismo color o del mismo número. Hay que tener en cuenta que las cartas negras son cartas de acción especiales con reglas particulares.

¿Qué ocurre si un jugador no puede poner ninguna carta? El jugador tendrá que tomar una carta de pena del mazo. Si la carta es adecuada puede jugar con ella en ese momento. Si no es así pasa el turno del siguiente jugador.

El que tiene en su mano la penúltima carta, debe decir “UNO” en alto, señalando con esta acción que tiene sólo una última carta en la mano. Si un jugador lo olvida y el otro lo nota tiene que coger dos cartas de pena. Esto solo puede darse si lo nota antes de que el siguiente jugador haya tomado o puesto en mesa una carta. El ganador de la ronda es él que pone la última carta. Los puntos se suman y se comienza una nueva ronda.

Un juego de mesa divertido, sencillo y original con el que las risas y la tensión están garantizadas. En la página oficial del juego se pueden ver las reglas del juego.

 

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar

Añadir comentario