Fantasma Blitz, el juego de los reflejos

0
(0)

Fantasma

Fantasma Blitz  es un juego sencillo y divertido al pueden jugar niños de más de 8 años. Eso sí, los jugadores necesitan demostrar su rapidez mental y sus reflejos. También los jugadores tendrán que demostrar también su capacidad de atención y su agudeza visual. Los pequeños se lo pasan genial con este juego y seguro que quieren repetir.

A este juego pueden jugar de 2 a 8 jugadores y cada partida dura unos 20 minutos. Esto hace que las partidas sean muy dinámicas y que los jugadores tengan que estar muy atentos para no fallar.

El juego Fantasma Blitz de Devir Iberia contiene cinco piezas de madera (fantasma, sillón, botella, libro, ratón), 60 cartas con ilustraciones y sus correspondientes fundas.

Cómo se juega a Fantasma Blitz

El primer paso para empezar a jugar es que uno de los pequeños jugadores gire la carta superior de la baraja de tal manera que quede visible para todos. Una vez vista la carta, el resto de jugadores deben intentar coger el objeto que coincida en todo incluso el color.

Si no hay ningún objeto que cumpla los requisitos, los jugadores deben coger el que ni se muestre en la carta ni comparta color con ninguno de los objetos que aparezcan en ella. El jugador que acierte en todo, colocará la carta delante de él como recompensa y a continuación tendrá que dar la vuelta a la siguiente carta del mazo.

El juego Fantasma Blitz termina cuando la pila de cartas se acaba y el que tiene más cartas con las que ha acertado se proclama vencedor. El ganador habrá demostrado sus grandes reflejos y pericia y también su agudeza visual.

Un juego que mejora las habilidades sociales

Los juegos de mesa son siempre beneficiosos para mejorar las habilidades de los niños. Con Fantasma Blizz podrá mejorar la rapidez visual que es lo primero que los pequeños jugadores tienen que poner en marcha cuando comiencen la primera partida. También tendrán que utilizar durante el juego los reflejos y mejorar la atención en el juego ya que en cada partida todo va muy rápido.

En una partida de Fantasma Blizz los niños vivirán unos veinte minutos de nervios, tensión, emoción y algunas risas. Sobre todo cuando alguno de los jugadores se confunda de figura y los demás tengan que corregirle. Todos disfrutarán de los errores y los aciertos y seguro que querrán jugar otra partida.

Fantasma Blizz es un buen juego para reforzar las habilidades sociales de los pequeños jugadores. Tendrán que hablar y discutir con los demás durante la partida. Los niños podrán practicar su resistencia a la frustración cuando pierdan y demostrarán su aceptación de las normas de juego sin discutir aunque no estén de acuerdo.

Un juego divertido, entretenido y sencillo en el que los jugadores tienen que demostrar su inteligencia y destreza. La rapidez de las partidas que no duran más de veinte minutos, lo convierte en un juego muy dinámico. Si han aprendido las reglas del juego, disfrutar con sus aciertos y aprenderán de sus errores para las próximas partidas.

 

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar

Añadir comentario