Mi Primer Frutal, un juego sencillo para los más pequeños

0
(0)

Los juegos de mesa son fundamentales también para los niños mayores de dos años. Les pueden ayudar a aceptar las reglas y aumenta las habilidades de comunicación.  Además, les ayuda a desarrollar la perseverancia, la paciencia y la capacidad de concentración. Gracias a estos juegos comenzarán a aprender a ganar y perder. Uno de los juegos de mesa más adecuados para los niños a partir de 2 años es Mi Primer Frutal de la editorial alemana Haba.

Esta editorial ofrece una gran variedad de juegos de mesa especialmente diseñados para niños muy pequeños a partir de los dos años. Mi Primer Frutal es un buen juego para que los más pequeños entren en contacto por primera vez con los juegos de mesa.

Un juego que destaca por su sencillez y su adaptación a las capacidades de los niños de esa edad. Las piezas de fruta son grandes y de madera y el cuervo también para que los niños las puedan mover con facilidad con sus deditos. El dado también es grande y las fichas de los árboles y del camino son de cartón rígido. Los niños no tendrán problemas para mover las piezas y podrán jugar solos sin problema.

Mi primer frutalUn juego cooperativo

Se trata de un juego cooperativo, en el que los jugadores tienen que ganar al “enemigo”, que en este caso es un simpático cuervo. Los jugadores toman el papel de recolectores que tienen unos árboles llenos de frutas. Al empezar el juego, hay 4 árboles que tienen a su vez 4 piezas de fruta, cada uno.

Reglas del juego

El objetivo de este juego de mesa es que los niños recolecten toda la fruta que puedan de los árboles antes de que el cuervo llegue al frutal y se coma la fruta.

Para lograr la fruta hay que tirar un dado de 6 caras que tiene 4 caras de colores, 1 cara de cuervo y una cara de cesta. Si sale una cara de color, se puede coger una fruta de ese color. Si no quedan frutas, pasa el turno. Si sale una cara de cuervo, el cuervo avanzará una casilla en su camino hacia el frutal. Si sale una cara de cesta se convierte en un comodín que nos permitirá recoger una fruta de cualquier color.

Un juego sencillo y dinámico

Un juego que debe ser dinámico para que los niños se aburran. Hay que tirar el dado, recoger fruta o mover el cuervo, y le toca al siguiente. El juego resulta emocionante para los niños en situaciones como, por ejemplo, cuando queda una pieza de fruta pero al cuervo solo le queda una casilla para llegar al frutal.

Mi Primer Frutal es un juego ideal para niños de 2 y puede fomentar la paciencia y el juego en equipo. Tendrán que respetar el juego por turnos y aprender a tirar a los dados. Además, es práctico para aprender los colores y las frutas y se puede hacer en inglés si los niños ya lo dominan en español.

 

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar

Añadir comentario